Muchos conductores temen los largos viajes al trabajo o la escuela y de regreso todos los días. Con el aumento de los precios del combustible y el impacto ambiental de las emisiones de carbono de los vehículos, acumular millas detrás del volante todos los días también es costoso. Por eso te contamos algunas de las razones por las que deberías comprar un vehículo eléctrico.

Los vehículos eléctricos e híbridos ofrecen una solución práctica para los viajeros diarios

Más personas están adoptando la tecnología automotriz sostenible. Los precios de la gasolina se han disparado durante el último año, es por ello que conducir un vehículo híbrido o completamente eléctrico reduce significativamente los costos de combustible.

Mejor economía de combustible

Los vehículos eléctricos obtienen una mejor economía de combustible que los automóviles a gasolina. Cada año se produce más electricidad utilizando recursos renovables. La mayoría de los consumidores tienen la opción de comprar completamente “energía verde».

Razones por las que deberías comprar un vehículo eléctrico: menos emisiones de carbono

El transporte produjo la mayor cantidad de emisiones de carbono en España. Conducir un vehículo eléctrico reduce las emisiones de carbono y ayuda a proteger el planeta.

 Los vehículos eléctricos de batería registrados actualmente producen entre un 60 y un 68 % menos de emisiones de gases de efecto invernadero, durante su ciclo de vida que los automóviles tradicionales a gasolina.

En comparación, los vehículos eléctricos híbridos generan un 20 % menos de emisiones que los automóviles a gasolina, y los vehículos eléctricos híbridos enchufables emiten entre un 42 % y un 46 % menos.

En general, la reducción de las emisiones de carbono de tantas maneras como sea posible, incluida la conducción de un vehículo eléctrico, combate los duros efectos del cambio climático en España y en todo el mundo. Generar menos contaminación también mejora la calidad del aire, y respirar un aire más limpio es mejor para tu salud.

Menos reparaciones y mantenimiento

Múltiples partes en los motores a gasolina pueden fallar con el tiempo. Los motores eléctricos tienen menos piezas móviles y no requieren el mantenimiento tradicional del vehículo, como cambios de aceite, bujías nuevas o reemplazos de filtros de combustible. Además, los vehículos eléctricos utilizan frenado regenerativo. Esto significa que las pastillas de freno pueden durar el doble en un vehículo eléctrico en comparación con un vehículo tradicional.

Consigue créditos fiscales por comprar un vehículo eléctrico

Los compradores de automóviles pueden recibir créditos gubernamentales por comprar un vehículo eléctrico totalmente eléctrico o híbrido enchufable. El monto del crédito varía según la capacidad de la batería del vehículo que compre. Los créditos fiscales para vehículos eléctricos también pueden estar disponibles en algunos niveles estatales y locales. En este artículo te contamos en detalle el Plan Moves III.

Todos estos factores se traducen en un mejor rendimiento del vehículo y en un automóvil divertido de conducir.

Con todos estos beneficios, es posible que desees probar un vehículo eléctrico y considerar cambiar tu automóvil a gasolina por un automóvil eléctrico en tu próxima compra. Recuerda que te ofrecemos cargadores para vehículos eléctricos Easee, la mejor solución de carga del mercado.

Entradas recomendadas